10 Riesgos Laborales que Enfrenta un Peluquero Canino

Riesgos laborales, estilismo canino, peluquería canina

Riesgos Laborales que Enfrenta un Peluquero Canino

Hoy vamos a hablar de los 10 riesgos laborales que enfrenta un peluquero canino y que afectan a su seguridad. Ser peluquero canino puede ser una tarea gratificante, pero también conlleva ciertos riesgos laborales. Aquí hay algunos de los riesgos más comunes que los estilistas caninos pueden enfrentar:

1. Riesgos Laborales Mordeduras y arañazos:

Los perros pueden reaccionar de manera impredecible debido al estrés, el miedo o el dolor. Las mordeduras y arañazos son riesgos constantes durante el proceso de cuidado y estilización. Como decimos en la entrevista con Ester Catalán este es el riesgo del que somos más conscientes y para el que más nos preparan.

Realmente en la mayoría de cursos de peluquería canina de iniciación te enseñaran los principios básicos pero en realidad deberás aprenderlo en más cursos de educación canina, comunicación canino y etología. Como deberías saber para ser un buen groomer debes aprender muchas competencias de otras áreas de conocimiento que te serán muy útiles

2.- Lesiones musculares y esqueléticas riesgos laborales para todo estilista canino:

La manipulación constante de perros  de diferentes tamaños y energías conlleva riesgos laborales y puede llevar a lesiones musculares y esqueléticas, especialmente en espalda, hombros y manos. Muchas veces por que no cuidamos suficiente la ergonomía en el trabajo.

Es importante que tengamos en cuenta como trabajamos y modificarlo antes que la peluquería canina que hacemos en el día a día termine con nuestra salud. Nadie más que tu puede cambiar la manera en que trabajas y ser consciente de tus posturas.

Además debido al estrés podemos tener una tensión muscular durante la noche que no permita a nuestro cuerpo despertar y tener así un problema muscular aún más grave.

3.-Alergias y problemas respiratorios en la peluquería canina, riesgos laborales que no tenemos suficiente en cuenta:

La exposición constante a pelos de animales y productos químicos puede provocar alergias en algunos estilistas caninos, así como problemas respiratorios relacionados con la inhalación de polvo de pelo.

Nos hacen gracia los videos en que de repente es Navidad, los pelo vuelan por todas partes. De hecho me dan para hacer muchos vídeos pero la realidad es la siguiente:

  • Los pelos puedes respirarlos y dañarán tus pulmones
  • Es resultado de un mal trabajo. El peluquero canino bien formado primero deslana y cuando ya está baña y seca. Así se evita que los pelos vuelen en la peluquería canina.
  • Tardas un montón en limpiar toda la peluquería, tiempo totalmente malgastado con trabajo no productivo.

Así que piénsalo antes, si quieres hacer un vídeo con mucho pelo primero protégete y después valora si realmente te vale la pena hacer volar tanto pelo.

Muchos peluqueros saben que deben trabajar con mascarillas pero no lo hacen por las razones más anodinas. Realmente nuestro jefe debe recordarnos que tenemos que cuidarnos  o deberíamos hacerlo por nosotros mismos.

Deberíamos ser muchísimo más conscientes que lo importante no es el tiempo que tardamos en hacer un perro sino nuestra salud.

4.- Lesiones por herramientas de trabajo:

El uso frecuente de herramientas como tijeras, cortaúñas y maquinillas puede aumentar el riesgo de cortaduras, punciones o lesiones si no se utilizan adecuadamente.

Trabajamos con tijeras profesionales que cortan muchísimo y muchas veces no tomamos las medidas necesarias para evitar cortarnos. Recuerdo un amigo estilista canino que una vez me dijo «Siempre me corto haciendo esto con los PDAE y le dije: ¿por que no te pones un guante?» Su respuesta fue, no se ahora donde está. Recuerda la seguridad empieza por nosotros.

Eso sin contar que muchas veces usamos tijeras que son de nuestra medida y no usamos dedales, usamos máquinas muy pesadas cuando deberíamos comprar otra máquina, no ajustamos las tijeras y a cada corte nos duelen los dedos. Es nuestra responsabilidad usar los dedales para ajustar las tijeras de peluquería, cambiar de máquina y usar otras más lijeras y sin cable para no tener que hacer tanta fuerza y aprender a cuidar nuestro material para que este funcione correctamente.

5.- Problemas dermatológicos derivados de nuestro trabajo:

El contacto constante con productos químicos, champús y acondicionadores puede causar problemas en la piel, como dermatitis o irritaciones. De hecho este fin de semana estaba con una peluquera que desde que ha empezado a usar una marca de champús determinada tiene muchos granos, debería no usarlos o usar guantes.

Muchas veces pensamos en el acabado, el perro, …. pero y nosotros? Si el champú nos hace daño, simplemente deberíamos no usarlos y punto. ¿No te parece lógico? Hace poco pude ver a una peluquera canina conocida con muchos granos en los brazos debido al champú que me decía es que es el empresario que lo compra.

Debemos ser profesionales y si por lo que sea no podemos cambiarlo debemos exigir a los centros medidas de protección, como por ejemplo en este caso unos guantes.

6.- Exposición a parásitos:

Trabajar con perros expone a los estilistas caninos a posibles infestaciones de pulgas, garrapatas u otros parásitos, lo que puede ser perjudicial para su salud. Muchos peluqueros reciben perros con pulgas o garrapatas por que no lo han visto antes de entrar.

Hay que tomar en cuenta lo que debes hacer si esto pasa y ser muy cuidadoso con la higiene, sobre todo haya entrado o no un perro por error.

7.- Estrés emocional:

Tratar con perros nerviosos o agresivos, clientes exigentes y correr atrás del tiempo puede causar estrés emocional en los estilistas caninos, lo que podría afectar su bienestar mental y emocional a largo plazo.

Estar siempre pensando en el estrés de los perros antes del nuestro hace que no nos relajemos y terminemos nosotros estresados. Siempre pensamos en todo lo que tenemos a nuestro alrededor más que en lo que nos atañe directamente hasta que de repente no podemos respirar o nos damos cuenta que nos mareamos.

A veces deberíamos relativizar y simplificar nuestras tareas. Porque tenemos que dar una hora cuando puedes llamar al cliente justo antes que termines y así puede venir a buscarlo. Porque debes subir cada día a Instagram la fotos si puede hacerlas y planificarlas para que suban la semana que viene. Porque trabajar para clientes que no aprecian nuestro trabajo y nos regatean el dinero de un perro nudo que has tardado 6h en terminar.

A veces el estés lo podemos gestionar con un poco más de mindfullnes. Pero ya os digo es más fácil decirlo que hacerlo por que sin darte cuenta el estrés te lleva donde quiere.

8.- Lesiones oculares o de la audición:

La manipulación de perros durante el baño o el corte de pelo podría aumentar el riesgo de lesiones oculares debido al contacto con agua, jabón u otros productos durante el baño. No me dirás que no te ha entrado alguna vez jabón en los ojos cuando el perro se ha sacudido.

Durante el secado deberías usar cascos para proteger tu audición del ruido que hacen expulsadores  y máquinas con las que secamos a los perros. Los cascos son esenciales para que sin darte a cuenta, poco a poco pierdas audición.

Recuerda para reducir riesgos laborales tú eres importante y debes sobre todo usar las herramientas de protección. Cuantas veces he oído,  «deja si es solo un momento». Un momento que dura en total 6h diarias, así que te sugiero que aprendas a usar correctamente las herramientas en el baño y el secado para proteger tus ojos y tus oídos.

9.- Infecciones:

Las mordeduras, cortaduras o arañazos pueden llevar a infecciones si no se tratan adecuadamente y se mantienen limpios y desinfectados. Podría contar con ambas manos el número de personas que conozco a quien se les ha clavado algún tipo de pelo o carda y han terminado con una infección que ha tenido al estilista trabajando con mucho dolor en la mano.

Sinceramente debes mirar de no dejar que esto paso y proteger tus manos y pies. Si miras en el vídeo de Esther Catalán ella la tiene una fístula de una infección mal curada. Parece que no es importante ponerse buenos zapatos, pero créeme necesitas trabajar con zapato antideslizante cerrado para que no corras este riesgo.

10.- Riesgos químicos:

El uso frecuente de productos químicos, como champús desparasitaros y productos de limpieza, puede representar riesgos para la salud si no se manejan adecuadamente o si hay exposición prolongada. Hay que mantener un buen orden y evitar errores que pueden costarnos un problema.

Es importante que los peluqueros caninos tomen medidas preventivas, como usar equipo de protección personal, mantener un entorno de trabajo limpio y seguro, y recibir capacitación en manejo de perros y primeros auxilios para minimizar estos riesgos laborales.

 

 

¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales!

More Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.